<marzo de 2019>
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
25262728123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
1234567
Ver la Programación de años anteriores

Venta online de localidades del Auditorio de Cuenca

Tarjeta Regalo del Auditorio de Cuenca
Club de Amigos dell Auditorio de Cuenca
Venta en taquilla de localidades del Auditorio de Cuenca

De Lunes a Viernes
(días laborables)

de 18:30 a 20:30

Sábados y Festivos
Una hora antes de la función



LOS DÍAS DE ACTUACIÓN, UNA HORA ANTES, QUEDA SUSPENDIDA LA VENTA ANTICIPADA DE LOCALIDADES PARA OTRAS ACTUACIONES


Una vez presentada la programación, ya se pueden comprar entradas para todas las funciones.




Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca
2019 - 9 de febrero a las 20:30h.  [Sala 1 - Teatro Auditorio de Cuenca]
Ópera

LA CENERENTOLA
Música: G. Rossini
Escenografía y atrezzo: Cuenca Ciudad de Música
Don Ramiro, Francisco Pardo, tenor
Dandini, Jorge Eleazar Álvarez, barítono
Don Magnifico, Carlos Lozano, barítono
Clorinda, Carla Ortega, soprano
Tisbe, Alicia Sánchez, soprano
Cenerentola, Helena Ressurreição, mezzosoprano
Alidoro, Alfonso Baruque, bajo
Orfeón Ciudad de Cuenca
Carlos Lozano, dirección escénica
Ignasi Jordá, recitativos
Alberto Cubero-Moreno, dirección musical

SINOPSIS

La Cenerentola, de Gioachino Rossini y libreto de Jacopo Ferretti inspirado en el cuento de hadas" La Cenicienta "de Charles Perrault y los libretos de Charles-Guillaume Etienne para una ópera de Nicolas Isouard y de Francesco Fiorini para una ópera de Stefano Pavesi. La acción de esta obra lírica se sitúa en una época indeterminada a los dominios del príncipe de Salerno.

ACTO I

Cuadro I
Castillo de Don Magnifico, barón de Monte Fiascone, Sus hijas Clorinda y Tisbe se entretienen ensayando unos pasos de baile y acicalándose mientras su hijastra Angelina, la cenicienta, a cuyo cargo está el trabajo de la casa, prepara café. Alidoro, filósofo y consejero de Don Ramiro, príncipe de Salerno, llega a la mansión bajo la apariencia de pordiosero, sólo Angelina se compadece de su desdicha, lo cual le vale la bendición del falso mendigo. En ese mismo instante, un grupo de cortesanos aparece para anunciar que esa misma noche, en el transcurso de una gran fiesta, el príncipe elegirá a su futura esposa entre las jóvenes casaderas. Clorinda y Tisbe abruman a Angelina con sus exigencias. Sus fuertes gritos despiertan a Don Magnifico, quien, malhumorado en un principio, les cuenta un sueño de cuya interpretación deduce que sus hijas serán reinas y él por tanto, abuelos de futuros reyes. El escenario queda desierto y Don Ramiro entra, pero disfrazado de sirviente, ha acordado con su ayuda de cámara, Dandini que éste se hará pasar por Príncipe para que así el pueda acercarse mejor a la virtuosa mujer de la que le ha hablado Alidoro. Cuando un instante después llega la cenicienta, ambos se enamoran de inmediato, Don Ramiro, queda aturdido por el encuentro con esa extraña joven, tan harapienta como bella.
Don Magnifico interrumpe los pensamientos del falso criado para preguntarle cuándo llegará el príncipe. Justamente entra Dandini, que finge ser el verdadero príncipe, e invita a las muchachas al baile. Don Magnifico se niega rotundamente a que la cenicienta acompañe a sus hermanastras, sin que ni la autoridad de Alidoro, certificando que según los registros de la ciudad, existe una tercera hija, a lo que don Magnifico insiste que esa hija suya murió…
Todos siguen la comitiva real para ir al palacio donde se desarrollará el baile.
Alidoro se queda con cenicienta y pese a la incredulidad de la joven se la lleva consigo vestida de auténtica princesa.

Cuadro II
Gabinete en la residencia campestre de don Ramiro, Dandini, que sigue representando el papel de príncipe, nombra cantinero real a Don Magnifico, y soporta el asedio de las odiosas hermanastras de cenicienta.
Don Magnifico haciendo uso de su nuevo cargo, ordena que quede prohibido en los siguientes quince años, aguar el vino, y establece un premio perpetuo a quien sea capaz de beber más cantidad de vino de Málaga.
Las hermanas mientras tanto acosan al príncipe, el cual dice que al sólo poder elegir una esposa, la otra hermana se casaría con su criado, lo cual despierta la ira y furia de las soberbias jóvenes. Alidoro entonces llega para anunciar la llegada de una hermosa dama desconocida, se trata por supuesto de cenicienta, lujosamente vestida y con el rostro cubierto por un velo, al descubrirse deja atónitos a los asistentes, unos por el asombroso parecido con la andrajosa Angelina, y los demás por su extraordinaria belleza y elegancia. El príncipe sin saber quien es la extraña dama, inmediatamente se siente atraído por ella.

ACTO II

Cuadro I
De nuevo en el gabinete del palacio de Don Ramiro, este se esconde mientras la propia Angelina confiesa a Dandini que al que verdaderamente ama es a su escudero ya que ella prefiere el amor y la bondad a los bienes de la fortuna.
Entusiasmado Don Ramiro sale a su encuentro, pero Angelina contiene las ansias del enamorado y le da uno de los brazaletes que lleva puesto, es un regalo y una prueba, si él consigue dar con ella y después de lo que vea siguiera amándola, entonces y sólo entonces ella se le entregará.
Alidoro aconseja al príncipe que siga los dictados de su corazón y éste decide buscar sin descanso a la misteriosa doncella.
Don Magnifico y Dandini se encuentran en privado, y el barón intenta sonsacar al falso príncipe quien será la escogida como esposa, Dandini por el contrario le expone la verdadera situación, y que lejos de ser el majestuoso príncipe, sólo es un criado y que todo ha sido un montaje.

Cuadro II
De vuelta a la mansión de Don Magnifico, Cenicienta sigue con sus quehaceres y sus cancioncillas de princesas y príncipes, muy enojados llegan el barón y las hermanastras, los cuales descargan sobre la pobre cenicienta la ira de lo que les ha acontecido en palacio.
Estalla una terrible tormenta y en la puerta de la casa del barón vuelca la carroza del príncipe. Tanto Don Ramiro con Dandini, entran en la casa para resguardarse del aguacero, al percatarse Don Magnifico que el príncipe vuelve a estar en su casa, manda a cenicienta que se ocupe de él, la muchacha pretende servir a Dandini y cuando descubre quien es Don Ramiro en realidad, intenta huir, avergonzada, Don Ramiro reconoce el brazalete, la retiene y hace pública la decisión de tomarla por esposa, pese a ello Don Magnifico y las hermanastras continúan cubriéndola con improperios, finalmente Angelina ruega clemencia al príncipe para sus crueles familiares y Alidoro señala que la virtud, al fin, ha vencido. Les recuerda la ruinosa situación económica en que se hallan y les recomienda que pidan perdón a la que han despreciado tanto.

Cuadro III
En el salón del trono del príncipe todos ensalzan el triunfo de la bondad sobre el orgullo, con un canto de alegría y esperanza.
Localidades: 15 €  Precio Reducido *: 12 €
Duración estimada: 150 minutos
Edad recomendada: todos los públicos
*Precio Reducido: Club Amigos / Parados / Carnet Joven y Fam. numerosa o monoparental
Todo el público deberá comprar entrada, sea cual sea su edad.

© 2019 Teatro Auditorio de Cuenca. Privacidad | Condiciones Legales Diseño Web y programación: Soluciones IP.